El Museo

Por decreto del 11 de diciembre del 2001, el Ministerio de Cultura ha confiado la responsabilidad del Palazzo Grimani, comprado por el Estado en 1981, a la “Soprintendenza Speciale per il Polo Veneziano Museo”.

El edificio reabierto el 20 de diciembre del 2008, es para la ciudad de Venecia una novedad particularmente valiosa de importancia internacional, por la originalidad de la arquitectura, por la decoración y por la historia que ha caracterizado a los acontecimientos.

Antonio Grimani, al principio del 1500, da a los hijos la casa “da stazio”: el complejo se completará gracias al sobrino Giovanni, patriarca de Aquileia, y a su hermano Vettore, procurador de San Marcos. Es probable que los mismos herederos Grimani intervenieron en el diseño y la decoración del palacio.

La arquitectura, que ahora podemos finalemente ver, combina elementos toscano-romanos con  el ambiente veneciano: entre otros son especialmente sugestivos la Tribuna, hogar de la magnífica colección arqueológica de Juan, el patio, unico para la ciudad de Venecia, y la hermosa escalera. Extraordinarias son las pinturas decorativas. Así como para la arquitectura, los Grimani contactaron artistas de formación centro-italiana: Giovanni da Udine, Giuseppe y Francesco Salviati, Camilo Mantovano y Federico Zuccari.

Todo esto hace que el Palazzo Grimani un edificio único en la historia y la arquitectura de Venecia, fascinante por el patrimonio cultural, artístico y histórico, y a restauración que acaba de finalizar, finalmente abrió sus puertas como museo de sí mismo y de unos pocos, trabajos seleccionados, a título ilustrativo de los gustos del siglo XVI.